Gran Turismo de la Comarca - Javier Velázquez clasificó 12° en Viedma. LRF - Inferiores - Deportivo Argentino se consagró campeón en 8va división. Basquet Federal - David Fric uno de los máximos goleadores ante Alem de Allen. Centro de Jubilados Pigüé entregará el bolsón navideño de PAMIMERQUEL PRESENTÓ UN PROYECTO PARA LA POLICÍA RURAL

Proponen que los profesionales recibidos en la las universidades publicas y gratuitas argentinas aporten a un fondo solidario de Becas

Diciembre 06, 2018

Proponen replicar la  excelente experiencia uruguaya: allí los graduados abonan un arancel que va a becas para jóvenes de bajos recursos.-  En Uruguay  funciona; en nuestro país solo  la implementa la Provincia de Entre Rios.- Que los graduados que se reciben en la universidad pública y gratuita, después de un tiempo y con ingresos suficientes, estén obligados a hacer un aporte para los estudiantes más vulnerables parece una excelente idea.

El Centro de Estudios de la Educación Argentina de la Universidad de Belgrano, que conduce Alieto Guadagni, publicó este lunes un informe en el que describe cómo funciona el Fondo de Solidaridad Universitaria de Uruguay (FSU), que funciona allí hace 24 años. Hoy, el 19% de los jóvenes que se gradúan en Uruguay provienen de los sectores más relegados y recibieron esta beca solidaria. Guadagni hizo la cuenta y llegó a la conclusión de que, si ese esquema se aplicara en las universidades nacionales del país, se podría ayudar a 70.000 estudiantes de origen humilde. Hoy, apenas uno de cada cien jóvenes provenientes del quintil más pobre se gradúa en las universidades argentinas.

En Argentina hay antecedentes. Entre Ríos es la única provincia donde funciona un esquema de este tipo. Allí, los graduados pagan hoy unos $ 7.500 anuales para becas de 14.500 alumnos. En 2010, la diputada kirchnerista Juliana Di Tullio había presentado un proyecto que proponía crear un impuesto del 0,5% mensual de los ingresos de los graduados. No prosperó.

El sistema de becas uruguayo, así como el entrerriano, están basados en el concepto de “solidaridad intergeneracional”.                                                                                                                                            En el caso del Uruguay, los profesionales que salen de la Universidad de la República o del Consejo de Educación Técnico Profesional están obligados a realizar contribuciones para el sistema de becas de los estudiantes de bajos recursos. - Deben pagar el impuesto más allá de que ejerzan o no la profesión, luego del quinto año de aprobada la última materia y quienes tengan ingresos mayores al mínimo no imponible. Pagan durante 25 años.- Los egresados de carreras que duran menos de 4 años deben aportar durante los primeros 5 años el equivalente hoy a 58,59 dólares (en el año) y después unos 117,18 dólares.                                                                                              Para los egresados de carreras de 4 años o más, el aporte es de us$ 117,18 durante los primeros 5 años y us$ 234,36 después. Los que tengan un ingreso mensual mayor a 703 dólares tendrán que hacer un aporte extra. Para renovar la beca, los jóvenes deben acreditar el 60% de las materias del año. También hay restricciones de edad, según el momento de la carrera que estén cursando.

Actualmente en la Argentina, las becas Progresar llegan a 215 mil jóvenes                                                            En la Argentina,  existe un esquema de becas para estudiantes universitarios de bajos recursos que funciona a nivel nacional. Son las “becas Progresar”, un programa creado por el kirchnerismo en 2014 y que la actual administración “rediseñó”. Desde este año, las becas tienen más monto pero a los estudiantes, a quienes se les exige que aprueben más materias para mantenerla. El monto varía de acuerdo a la carrera del estudiante.

Pueden acceder los jóvenes de 18 a 24 años, con ingresos del grupo familiar que no supere en 3 veces el salario mínimo, vital y móvil, y no ser titular de un plan social. Las becas son de $1600 a $4900 mensuales. Aumentan a medida que los estudiantes avanzan en sus carreras con montos especiales para fomentar el estudio de áreas estratégicas para el desarrollo nacional.

Quienes aprueben todas las materias de su año y mantengan promedio superior a 8 recibirán al año siguiente un reconocimiento económico equivalente a 10 cuotas de la beca percibida.

De acuerdo a lo que informó el Ministerio de Educación, este año recibieron las becas Progresar 215.000 estudiantes universitarios, más 30.332 de las becas PRONAFE (estudiantes de enfermería) y 2.142 en formación docente. El programa abarca a otros niveles: también recibieron el subsidio estudiantil otros 177.000 jóvenes del nivel superior no universitario y 208.000 del “nivel obligatorio” (primaria y secundaria).

N de la R  FM Aveyron 99.1 :  Seria  correcto y muy importante  que quienes tuvieron el beneficio de  recibir  educación universitario / terciaria en  el sistema público y gratuito argentino, una vez recibidos aporten  para generar mas recursos presupuestarios  ( proporcional  a sus ingresos) destinados a  sostener  y  aumentar las becas de estudio a miles de jóvenes  sin los recursos para acceder a  ese nivel de conocimiento .- Y los muchos extranjeros  que gozan de los beneficios de la gratuidad del sistema  argentino también deberían tener la obligación de aportar al sistema solidario, para  garantizar lo cual   se debería  solicitar que las embajadas del país de esos estudiantes   firmen en cada caso un acuerdo/ autorización responsabilizándose  de hacer cumplir la norma

 

( fuentes Clarin - CEEA de la Universidad de Belgrano )

Comentarios
teknobaires
HOTEL CENTRAL
municipalidad
CASA MOCHI
DON EMILIO EMMANUEL GRENADA
Siskit