LRF - Peñarol goleó a Deportivo Argentino y se clasifica para los cruces finales. LRF - RESERVA - San Martín de Carhué derrotó a Unión Pigüé y sigue mandando en la zona B. Gimnasia Aeróbica - Clara Schmidt finalizo 4ta en el Sudamericano de Lima. Golf - Mauro Martínez y Federico Ianitto los ganadores en el club local. Fútbol Boliviano - Sport Boys con Martín Prost cayó ante Oriente Petrolero.

Otras voces: El Papa se reafirma en un rol político en la Argentina

Junio 22, 2018

Con sus declaraciones, Bergoglio parece no darse cuenta de que las victorias coyunturales de la Iglesia a la larga socavan su fortaleza espiritual.-   BOLONIA.- De no haber sido sacerdote, Jorge Mario Bergoglio tampoco hubiera sido bombero: le habría faltado vocación. Sin embargo, sus voceros podrían abrir un cuartel de bomberos.

En los últimos meses tuvieron que extinguir el fuego de los abusos sexuales en ciertas diócesis chilenas; Francisco había confundido a las víctimas con los verdugos, y acusado a las primeras de difamar a los segundos. Finalmente pidió perdón y culpó a los obispos chilenos. El mundo lo aplaudió: ¡qué gran gesto, qué humanidad, qué coraje! Era lo menos que podía hacer. De todos modos: felicitaciones a los bomberos.

¡El Papa no dijo eso!, explicaron sus bomberos haciendo sonar las sirenas. ¡No dijo que la mujer que aborta es nazi! Se refirió a los países europeos donde está permitida la interrupción del embarazo en caso de ciertos síndromes o malformaciones del feto. También en caso de violación, pero me niego a pensar que el Papa aludiera a esos casos. Nazis, por lo tanto, son los países europeos; sus Parlamentos que aprobaron esas leyes, supongo. Pero también las mujeres que abortan de acuerdo con esas leyes: ¡nadie las obliga!

Quizá votaron en su favor. En resumen: para el Papa, un poco nazis son esas mujeres. Pobres bomberos: no hay forma de explicar lo ilógico. Pero pensándolo bien, ¿qué tienen que ver los nazis con todo eso? ¿Es una comparación sensata? ¿O sirve para desacreditar las creencias de los demás? Sobre las leyes denunciadas por el Papa se ha discutido mucho y mucho se discutirá: se puede estar en contra de esas leyes, pero son el resultado de un largo proceso democrático.

Una cosa es cierta: ninguna de ellas aspira a crear una raza superior, ningún aborto es coactivo; ¡vaya diferencias respecto de lo que hicieron los nazis! Sería buena profilaxis no utilizar la historia como un supermercado donde peras y manzanas dan igual.

Nazis o neoliberales, en este caso, vendrían a ser lo mismo: no son palabras que aludan a un contenido, sino que definen un espacio. El espacio del enemigo. El enemigo eterno de la "nación católica", de su herencia moral y de aquellos que se erigen en sus amos. Siempre es el mismo guion, antiguo, repetitivo: la Iglesia está por encima de las leyes; ella es la unidad de medida de su legitimidad.

Los legisladores son culpables de "estafa moral", dijo uno de los sacerdotes más cercanos al Papa, oponiendo una vez más el pueblo de Dios, que pretende encarnar, al pueblo de la Constitución, que eligió a esos legisladores. Él y su pueblo son los dueños de "lo moral".

Por: Loris Zanatta / La Nación
Comentarios
dass
municipalidad
HOTEL CENTRAL
Go & Go Pizzeria
LEO´S GYM
Siskit