Por falsa denuncia de su ex mujer por violación un hombre fue empalado y le quemaron la casaTránsito restringido en calles de PigüéLiga Argentina - 17 puntos de De Pietro para un excelente arranque de Racing. Sanción de 6.000 $ para Unión de Tornquist aplicó el Tribunal de Penas Liguista. Copa Argentina - Almagro con Marcos Litre participará de la competencia 2019.

INTA: Dietas ante “fuertes sequías”con bovinos para carne leche

Abril 12, 2018

El Ig Agr: Nelson Gibelli, jefe de la AER Pigüé, dirigiendose a los productores  consideró que si bien llovió, esto no va a evitar tener un invierno duro,  pues pronto llegan las heladas y el pasto no va a crecer. Y para hacer frente a ésta situación consideró compartir  del Ing. Aníbal Fernandez Mayer,  jefe de la AER Coronel Pringles y referente en nutrición, parte del artículo titulado  Dietas  para  defenderse  ante  “fuertes  sequías” con  bovinos  para  carne  y  leche:                                                                                                                                              Cuando se producen eventos climáticos de magnitud como inundaciones o fuertes sequías, se altera el normal funcionamiento de una empresa agropecuaria en cualquier parte del mundo.                                                        Frente a estos episodios es necesario tomar grandes decisiones. Muchas veces se busca llevar a los animales a sitios “más seguros” que no estén afectados por esos eventos climáticos, pero no siempre esta alternativa está al alcance de todos los productores que, por un motivo u otro, no pueden hacer esos desplazamientos y deben enfrentar a las inundaciones o grandes sequías con los animales en su campo.

 En esos momentos se hace necesario disponer de algunas herramientas que permitan amortiguar o superar estas emergencias. El objetivo de este trabajo es, justamente, reducir el impacto de estas inclemencias, definiendo una serie de dietas sencillas para bovinos para carne y leche y que estén al alcance del productor.

 A continuación se describirán las características nutricionales de diferentes alimentos (granos de cereal, subproductos de agroindustria y fuentes ricas en fibra) disponibles en la región pampeana y extra-pampeana de la República Argentina y el precio de c/u de ellos. En todos los casos, se buscarán estrategias que sean pertinentes al estado de emergencia y situación financiera  de la empresa.

CALIDAD  DE  LOS  PRINCIPALES  ALIMENTOS  DISPONIBLES   EN  LA  REGIÓN  PAMPEANA  Y  EXTRA-PAMPEANA    SUPLEMENTOS ENERGÉTICOS

  • Granos de cereal:   La composición nutricional (media) de los diferentes granos varía entre los siguientes rangos: materia seca (MS) 88-90%,  proteína bruta (PB) 8-10%,  digestibilidad 78-90% y almidón entre 55 al 75%.
  • Si bien el contenido energético de los distintos  granos es  variable, siendo de mayor a menor el maíz, el sorgo, la cebada, el trigo y la avena. En situaciones de crisis (sequía o inundación), se puede usar cualquiera de ellos, tanto para leche como para carne, cumpliendo adecuadamente la finalidad para la cual son empleados.
  • Nutricionista de INTA Bordenave (Dr. C. Ing. M.Sc PhD)

Centro Regional Buenos Aires Sur (CERBAS) afmayer56@yahoo.com.ar

Para suministrar estos granos, con excepción del sorgo que es necesario molerlo, al resto se los puede entregar “enteros”. Siempre se aconseja realizar un adecuado  acostumbramiento del rumen, que depende del grano, del consumo (kg/cabeza/día), de la categoría  y si los animales estaban o no comiendo algún tipo de concentrado rico en almidón. En aquellos casos que se deba suministrar grano “a voluntad” en Silos Comederos o comederos tradicionales, es necesario hacer 3 cosas:

 1.- Que los granos sean suministrados siempre “enteros

 2.- Que haya un buen acostumbramiento. El acostumbramiento debe durar unos 12 a 15 días y se debe hacer “siempre” con los comederos tradicionales. El primer día se suministra 0.5% del peso vivo. Por ejemplo, si el animal tiene 300 kg peso vivo, se suministra 1.5 kg de grano, luego se suministra 0.5 kg por cada día hasta que los animales dejen grano. En ese momento se pone el grano a voluntad en un Silo-Comedero o un comedero tradicional. Cuando se usan los comederos tradicionales, les debe quedar siempre granos, aunque sea debe haber ±5% al otro día del suministro, de esa forma nos garantiza que los animales comieron a “boca llena”.                 

3.- Siempre se debe suministrar “fibra” de cualquier origen, rollos, rastrojos o pastos naturales, junto con el grano.  Es decir, desde la etapa de acostumbramiento los animales deben tener acceso libre y a voluntad a la fibra, mientras que van consumiendo el grano. Este manejo grano + fibra a voluntad es clave.

 Además, se debe monitorear el estado de las heces (bostas) cuando aparece alguna “chirla o diarrea” se deben sacar del corral o piquete aquellos animales que tengan la “cola sucia” y se los debe llevar a otro potrero con pastos naturales, rastrojos o pasturas “sin granos” hasta que las bostas sean más firmes (normales). En ese momento se los puede llevar nuevamente al corral o directamente darles otro tipo de alimentación. Está comprobado que algunos animales, por motivos genéticos, no toleran dietas con altas concentraciones de energía aportadas por los granos de cereal.

Afrechillo de trigo : El afrechillo de trigo proviene de la Industria Molinera, luego de extraer la harina.-  En general, los afrechos y afrechillos de trigo tienen un contenido  proteico que varía entre los 14 y 17%,  niveles medios de energía (2.2 a 2.6 Megacalorías de Energía Metabolizable/kg de MS), con una digestibilidad entre 70-75%, almidón entre 18-24%  y un contenido en fibra (FDN) que puede alcanzar los 25 al 35%.

 Con bovinos para carne, este suplemento es muy apto para suministrar desde vacas de cría en producción,  terneros de destete hasta novillos. Para esta última categoría es conveniente agregar algún grano de cereal, especialmente si se busca terminar animales, con el objetivo de incrementar el consumo de almidón (energía) y con éste el engrasamiento.

 Mientras que con vacas lecheras, se comporta como un verdadero suplemento energético-proteico. Además, integra la composición  de muchos alimentos balanceados comerciales, generalmente empleado en altas proporciones (40 al 50% de la materia seca).

  • Afrechillo de maíz : El afrechillo de maíz está formado por una mezcla de afrecho de maíz, germen de maíz y parte del almidón del grano, lo que le confiere un suplemento de alto valor energético (2.6 a 2.8 Mcal EM/kg MS) con un nivel de grasa no inferior al 4% y entre 10-12% de proteína bruta. El problema más serio que existe es su baja disponibilidad en el mercado.      
  • Afrechillo de arroz : Luego de la extracción del grano de arroz pulido para consumo humano, quedan dos subproductos, la cáscara y el afrechillo de arroz.                                                                                         El primer subproducto, la cáscara, por su alto contenido en fibra y por problemas digestivos que ocasiona no es usado en alimentación de rumiantes. En cambio, el salvado o afrechillo de arroz, contiene el pericarpio que rodea a la semilla, parte de harina y el germen.                                                                                   Los niveles de energía son medios a altos (2.5 a 2.8 Mcal EM/kg MS), con un alto contenido en grasas (7.7 a 22.4%)  y en almidón (34.2 a 46.1%). Mientras que el contenido en proteína varía entre el 11 al 15%.      Este suplemento tiene la desventaja de enranciarse fácilmente por su alto nivel en grasas. Para reducir la acción de las lipasas del grano que enrancian (oxidan) el afrechillo y afecta principalmente el consumo, se han experimentado distintos métodos antioxidantes, siendo el tratamiento con calor, inmediatamente después del molinado, uno de los más efectivos. No obstante, siempre se deben tomar algunos cuidados durante su almacenaje.

SUPLEMENTOS  PROTEICOS  Pellet o harina de Girasol y Torta de Girasol                                                       El pellet o harina de girasol es un excelente suplemento proteico que surge como subproducto de la extracción del aceite a la semilla de girasol, a través de solventes orgánicos. Se destaca su alto contenido en proteína bruta (30 al 34%) y su digestibilidad varía entre 70-75% (2.5 a 2.7 Mcal EM/kg MS).

 Es un suplemento proteico muy adecuado para alimentar desde vacas lecheras hasta animales en crecimiento y terminación. Lo ideal es agregar a la dieta algún grano de cereal para aportar el almidón que éste carece (energía). Esta combinación (pellet de girasol y grano), en la proporción adecuada de ambos componentes, es una ración equilibrada energía-proteína que permite altas producciones de carne o leche, siempre que esté acompañada de sales minerales y una fuente fibrosa apropiada.

 Cuando la extracción del aceite es mecánica (prensa y calor) se obtiene la torta de girasol, que contiene menos proteína (25-28%) y más grasa (6-10%). Su empleo es similar al anterior, haciendo los ajustes correspondientes.

Raicilla o pellet de Cebada (brote de malta) : Las Malterías tienen un subproducto llamado raicilla o pellet de cebada (brote de malta), que es el residuo posterior de la germinación de la cebada y la extracción de la malta.- La industria ofrece 2 calidades de Raicilla, el pellet tipo A, compuesto por raicillas de cebada y grano de menor calibre (tamaño) que escapa de la zaranda y el tipo B integrado por grano partido, material extraño y polvo. De las 2 presentaciones la más aconsejada es el pellet tipo A, que tiene un nivel proteico que varia del 20 al 26% y un  adecuado nivel de energía (digestibilidad ±75% y almidón ±25-30%). En tanto el pellet tipo B tiene un menor nivel proteico (18-20%) y energético (digestibilidad ±70-72% y almidón 15-20%).

 Especialmente la Raicilla o pellet de cebada “tipo A” es considerado como uno de los mejores “alimentos balanceados naturales” que existen en el mundo para cualquier categoría de animales (terneros de destete precoz, destete anticipado, engorde, crianza artificial de tambo, vacas lecheras, etc.) debiéndose agregar, solamente, sales vitamínico-minerales. Mientras que, si se quiere terminar (engrasar) animales habría que agregar algún grano de cereal a la dieta para reforzar el consumo de almidón.

En las diferentes dietas que se describen en este trabajo se utilizó el p. de girasol como fuente proteica. En caso de utilizar pellet de cebada (o raicilla de cebada) en lugar de pellet de girasol, se debe hacer el ajuste del aporte proteico correspondiente. Cada unidad de pellet de girasol se puede sustituir por 1.5 unidades de pellet de cebada.

 Poroto de Soja “cruda” y Sojilla : En la medida que se suministre  poroto de soja cruda, sojilla o cáscara de soja hasta al 0.3% del peso vivo, se puede emplear cualquiera de ellos sin ningún problema.

 Cualquiera de estos subproductos tiene un alto contenido proteico (30 a 34%) y energético (digestibilidad entre 70-75%  que representa 2.5 a 2.7 Mcal EM/kg MS). Además, de grasa (18 al 20%) y un adecuado nivel de minerales.

 Al igual que el pellet de girasol, al poroto de soja cruda o sojilla se lo puede emplear con todas las categorías de animales, siempre y cuando se lo acompañe con granos de cereal para mejorar el nivel energético de la dieta y se respete la cantidad descrita arriba.

Otros suplementos proteicos : En cada región de la Argentina se caracteriza por la presencia de otros suplementos proteicos  que promueven  excelentes resultados sobre la producción de carne o leche como el pellet o harina de soja (40-45%), torta de soja (35-38%), de harina de maní (50-52%), copos de sorgo (24-28%), semilla de algodón (22-25%), harina de algodón (38-42%), corn gluten feed y corn gluten meal, con contenidos de proteína entre 21-25 y 41- 60% respectivamente,  entre otros. En todos los casos se deben hacer las correcciones pertinentes a la hora de formular las diferentes dietas, y siempre se debe agregar alguna fuente energética, como son los granos de cereal.

FUENTES  FIBROSAS (ROLLOS, SILAJES o PASTOS NATURALES)

 A la hora de decidir cuál es la mejor fuente fibrosa para usar ante eventos climáticos negativos (sequías o inundaciones) se debe evaluar la magnitud del estado de “emergencia” que se encuentra el campo, la disponibilidad o no de reservas forrajeras (henos o silajes de planta entera) y  la situación financiera de la empresa. No obstante, si en el campo no hay silaje  se debe desechar esta reserva porque es algo que no se puede comprar. Por lo tanto, todo se resumiría a la compra de rollos (henos) como la única alternativa posible, sin embargo no es la única?

 A partir de información generada en distintos trabajos en el sudoeste de Buenos Aires en condiciones de extrema sequía, hemos evaluado diferentes fuentes fibrosas, desde rollos de buena a mala calidad hasta pastos naturales (paja vizcachera y pasto puna). En todos estos casos hemos tenido excelentes resultados en producción de carne con las dietas que se citan al final de este trabajo empleando rollos de regular a baja calidad y hasta pastos naturales. Desde ya que estos forrajes conservados de menor calidad aportaron, exclusivamente, fibra. Y gracias a esta fibra se logró el empleo de altas proporciones de concentrados en la dieta sin ningún problema en la salud de los animales (acidosis).

 La fibra promueve  una mayor masticación (efecto mecánico), y con ella se genera una alta cantidad de saliva que en el rumen, a partir de sustancias amortiguadoras o buffer  (fosfatos y carbonatos), evita un descenso brusco de la acidez y que se produzca una caída de la producción (carne o leche) hasta la muerte del animal.

 La composición de las fuentes fibrosas de menor calidad  (rollos de rastrojo o cola de maíz, de sorgo granífero, forrajero, etc.) tienen, en término medio, un nivel de materia seca entre 86-90%, de proteína bruta 4- 6%, de digestibilidad 45-55% y un contenido de fibra (FDN entre 65-75%). Además, se pueden conseguir a menor precio, muy importante ante situaciones de crisis (climáticas y financieras).

 El rollo de cola (rastrojo) de soja es muy variable, puede tener algunos parámetros mejores (proteína) y otros peores (digestibilidad), dependiendo de la cantidad de hojas y chauchas secas que tenga el rollo.

 Los rollos de mijo, moha, cebada, avenas, etc. Pueden tener mejores calidades, dependiendo del estado de madurez del cultivo al momento de corte.

Como producto de diferentes trabajos, se ha determinado que el mejor momento de calidad del rollo es cuando se corta la planta con la panoja o espiga embuchada o recién emergida. Todos los parámetros son significativamente superiores (proteína 15-18% y digestibilidad 75-78%) respecto al corte, como se lo acostumbra hacer, con grano lechoso a duro (proteína 8 a 12%, digestibilidad 65-72% y almidón 10-15%).

 Cuando se desea hacer un silaje de planta entera con cualquiera de estos cultivos, el único inconveniente que tiene  en este momento (panoja o espiga embuchada o recién emergida) es el bajo nivel de materia seca (20-24%). Por ello, lo ideal es cortar el cultivo en este estado fenológico, como si se estaría por hacer rollos, se deja orear en el potrero unas horas hasta que se eleve la materia seca al 30-35% y luego, se debe picar usando un recolector.

 De esa forma, se logra un silaje de planta entera de cebada, trigo o avena de altísima calidad que sirve para cualquier categoría de animales, en especial, aquellos de altos requerimientos como lo son los terneros de destete precoz, anticipado hasta vacas lecheras de alta producción.

 Mientras que, los silajes de planta entera de maíz o sorgo, normalmente, tienen buenos niveles energéticos (digestibilidad 65-75% y almidón 20-30%) y bajos de proteína (6-10%). En tanto, el contenido en fibra es muy adecuado (FDN 45-55%), dependiendo del estrés que haya sufrido el cultivo que varía la digestibilidad de esa fibra por efecto de la lignina. Finalmente, los pastos naturales (pajas), en general,  están  dentro de los parámetros de calidad enunciados para los rollos de rastrojo de maíz o sorgo.

 LOS COSTOS  DE  LOS ALIMENTOS “EN DÓLARES”  USADOS  EN  ESTE  TRABAJO CORRESPONDEN A VALORES HISTÓRICOS1

Suplementos energéticos: Afrechillo de trigo (100 a 130 u$s/tn)1, grano de cebada (120 a 140 u$s/tn)1, grano de maíz (150 a 180 u$s/tn)1.

Suplementos proteicos: Pellet de girasol (200-220 u$s/tn)1, pellet de soja (220 a 250 u$s/tn)1, raicilla o pellet de cebada (140 a 160 u$s/tn)1, etc.

Rollos: Rastrojos de cosecha (40 a 50 u$s/rollo)1; rollos de verdeos de invierno (60 a 80 u$s/rollo)1, etc.

Silajes de planta entera: Maíz (0.08 a 0.1 u$s/kg MS) o Sorgo (0.06 a 0.07 u$s/kg MS).

 El Costo de producción “parcial” de cada dieta considera, exclusivamente, el costo de los alimentos utilizados, por ende, se debe agregar el resto de los costos directos e indirectos (gastos de estructura e impuestos). En este trabajo se usaron los siguientes valores medios:

  • Granos de cereal (promedio de los granos) 150 u$s/tn tal cual (0.150 u$s/kg tal cual)1
  • Raicilla o Pellet de Cebada 150 u$s/tn tal cual (0.15 u$s/kg tal cual)1
  • Rollos de rastrojo de cosecha 40  u$s/rollo (±0.1 u$s/kg tal cual)1
  • Silaje de planta entera de maíz 0.09 u$s/kg MS.

Nota aclaratoria:   Toda dieta debe tener un equilibrio entre sus distintos componentes: fibra, energía y proteína fundamentalmente. A su vez varía según la categoría de animales y el objetivo de la alimentación: mantenimiento o ganancia de peso. Por esta razón se aconseja consultar al profesional de confianza. En la Agencia de INTA Pigüé también se puede consultar sobre dietas a suministrar al ganado 

  • 2  Todos los precios son puesto en origen (sin flete a destino) y NO tienen IVA

2  Nota aclaratoria de la AER Pigüé

 

 

Comentarios
dass
Go & Go Pizzeria
CASA MOCHI
teknobaires
OPTICA SAINT GENIEZ
LEOS GYM NUEVO